Cristo

Cristo

26 de diciembre de 2010

Cuento de la Sagrada Família


A través de la contemplación del misterio del nacimiento del Niño Dios en Belén, llegamos al final del año con la celebración de la fiesta de la Sagrada Familia. La familia es nuestro más preciado tesoro, es el ámbito en el cual nacemos, crecemos y nos perfeccionamos. Será, también, la que nos acompañe a la hora de morir. Qué mayor privilegio que el poseer una madre que te ama con todo su corazón. Sentirte aceptado como eres sin importar tus defectos y limitaciones, porque para una madre y un buen padre, lo único que les interesa es el amor de su hijo, sea como sea. La familia es reflejo del amor de Dios, que en el cielo no está solo, sino que forma también un hogar. La familia es una realidad tan hermosa que el mismo Dios quiso tener una mamá y un hogar en el cual crecer y soñar. San José le habrá enseñado a Jesús a trabajar y la Virgen María a orar. Cuenta la historia que cuando Jesús era niño, acompañaba a la Virgen María, cada mañana, hasta el pozo, en busca de agua. El pequeñín miraba cómo su madre llenaba el cubo y cómo con gran esfuerzo lo levantaba por encima de su cabeza para transportarlo con perfecto equilibrio hasta su casa. Pero cierto día, el infante le dijo a su madre: -Mamá, déjame que te ayude, por favor. La Santísima Virgen se rehusó al principio por ser aún tan pequeño. -No, hijo. El cubo es pesado y te puedes hacer daño. Pero como insistiera su hijo, la Virgen dejó el cubo a medio llenar y lo ayudó a cargarlo sobre el hombro, apoyándose con la cabeza y el brazo. Caminaron largo y cuando llegaron, la Virgen María se angustió porque el niño tenía una enorme llaga en el hombro. -¡Hijo, te has lastimado! ¡Te dije que no lo hicieras! ¡Mira qué herida te has hecho! -No te angusties, mamá, tranquila -repuso el niño-. Es necesario que me vaya preparando... -le respondió. Es necesario que nos vayamos preparando... porque un día todos nuestros trabajos y esfuerzos por ser buenos hijos de Dios tendrán sus frutos y su razón de ser. La familia es el camino del hombre que comparte los momentos de gozo, de gloria, de dolor y luz que conforman el mosaico de nuestra particular historia. Podrá faltar todo lo que quieras, menos una familia. En este tiempo en que la familia sufre tantos ataques y se la desprestigia, la fiesta de la Sagrada Familia nos llama a orar por ella, a defenderla y promoverla. Esta fiesta es una invitación a los esposos e hijos a permanecer unidos en Dios, fuente del amor auténtico.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...