Cristo

Cristo

9 de noviembre de 2018

Gracias Señor





Gracias Señor...
Porque en la cruel tormenta, me haces escuchar el suave susurro de tu
voz.
Gracias Señor...
Pues envías rayos de luz que iluminan mi camino en medio de las
adversidades.
Gracias Señor...
Por cada instante y cada problema que me recuerda mi necesidad de Ti.
Gracias Señor...
Porque hasta en lo alto del cielo y en la profundidad del océano Tus
oídos están siempre atentos a escuchar mi clamor.
Gracias Señor...
Porque a pesar de los errores de la gente, sigues enviando sol y
lluvia sobre todos sin distinción.
Gracias Señor...
Por este día, en el que me das la oportunidad de buscarte nuevamente.
Gracias Señor...
Por cada ser humano que se cruza en mi camino, pues algo deseas que
aprenda de él.
Gracias Señor...
Por Ti mismo, que escuchas esta humilde oración proveniente de Tu
hijo.

Gracias Señor…
Porque tu Palabra es fortaleza en mi caminar, es horizonte en las horas oscuras.
Gracias Señor…
Por tomar mi débil voz para tu Palabra.
Gracias Señor…
Por todo lo que, lejos de terminar, comienza.
Gracias Señor..
Por la Eucaristía que es fuente de vida y de amor.Que es fuente de paz y de luz. 
Por todo esto y lo que me sería imposible de contabilizar...
¡¡¡Gracias Señor!!!

Amen

12 de abril de 2018

Adora y confía




No te inquietes por las dificultades de la vida, por sus altibajos, por sus decepciones, por su porvenir más o menos sombrío.

Quieres tú, lo que Dios quiere? Ofrécele en medio de inquietudes y dificultades 

el sacrificio de tu alma sencilla que, pese a todo, acepta los designios de Su providencia.

Poco importa que te consideres un fracasado, si Dios te considera plenamente realizado a su gusto. 

Piérdete confiado, ciegamente en ese Dios que te quiere para Sí, y que llegará a ti, aunque no lo veas.
 Piensa que estás en sus manos, tanto más fuertemente agarrado, cuánto más decaído y triste te sientas.

Vive feliz, vive en paz, que nada te altere, que nada sea capaz de quitarte tu paz, ni la fatiga, ni tus fallos.

Haz que brote y conserva siempre sobre tu rostro, una dulce sonrisa, reflejo de la que el Señor, continuamente te dirige. Y en el fondo de tu alma coloca, antes que nada, todo aquello que te llene de la paz de Dios.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Angeles

Angeles