Cristo

Cristo

1 de abril de 2011

El secreto del pastor



Érase un señor que siempre veía nublado el cielo de su alma. Era incapaz de creer en la bondad. No creía, sobre todo, en la bondad y amor de Dios.
Un día, mientras iba por las colinas que rodeaban su aldea, siempre atormentado por sus obscuras dudas, se encontró con un pastor.
El tal pastor era un buen hombre de ojos limpios. Comprendió que el desconocido tenía aire de inquietud y le preguntó:
«¿Qué es lo que tanto te turba, amigo?».
«¡Me siento inmensamente solo!»  «También yo estoy solo, pero no me siento triste.» «A lo mejor es que Dios te hace compañía...»
«Has acertado.»
«Yo, en cambio, no tengo la compañía de Dios. No logro creer en su amor. ¿Cómo es posible que ame a cada uno de los hombres? ¿Cómo es posible que me ame también a mí personalmente?»
«¿Ves nuestra aldea?», dijo el pastor. «¿Ves sus casas? ¿Ves las ventanas de cada hogar?»
«Sí que las veo.»
«Entonces no hay por qué desesperar. El sol es uno, pero cada ventana del pueblo, por pequeña que sea y escondida que esté, recibe algún beso del sol a lo largo del día. A lo mejor tú te desesperas porque tienes cerrada la ventana.»

13 comentarios:

Maruja dijo...

Hola Rosario. ¡¡¡PRECIOSO!!! Tendríamos que dejar un poco más abiertas las ventanas de nuestro corazón. Maruja.

Luján Fraix dijo...

QUÉ HERMOSO RELATO PARA LAS ALMAS QUE SE SIENTEN SOLAS.

YO SOY UNA DE ELLAS... SÉ QUE EL AMOR ABRIGA ESA SOLEDAD, LO QUE OCURRE QUE EL AFECTO QUE TENGO ES POCO, NO ME ALCANZA DEL TODO...
SOY HIJA ÚNICA Y TENGO UNA FAMILIA MUUUUUUUUUUUUY PEQUEÑA.

BESITOS MUCHOS PARA TI
FELIZ FIN DE SEMANA.

Rosa María dijo...

Qude verdadero y esperranzador amiga Rosario. Es cierto que en ocasio tenemos las ventanas carradas y no dejamos entrar el Rayo del Amor de Dios; pero una vez nos ilumine su Luz, ya no podremos ver sin ella.
Un abraciño grande.

Magda dijo...

Hermoso, tendríamos que dejar las ventanas de vez en cuando abiertas a todo ...BESOS.

Capuchino de Silos dijo...

¡Qué alegría que alguien se acuerde de las almas que viven en soledad del Señor!
Muy bonita historia que hace pensar en los demás.

Feliz domingo de Cuaresma para todos.

Un besazo

Rosario dijo...

Desde luego, te doy la razón hay que dejar abiertas las ventanas, para que entre el sol y se inunde nuestro corazón de Alegría y optimismo.
Gracias por aceptar mis tulipanes.
Un abrazo fuerte amiga, desde mmi Librillo.

Luz dijo...

!Preciooosooo tu relato!!Cuantas veces cerramos nuestra alma y no encontramos luz! Un beso querida amiga.

♥Alicia dijo...

Hola Rosario, preciosa historia. Gracias por compartirla y llamarnos a la reflexión.
Un besito y Feliz Semana!

Maribel Rodriguez Nievas dijo...

¡¡Hola Rosario!! Muy buena entrada, ¿Nos paramos a reflexionar sobre todas las ventanas que podemos abrir y no lo hacemos? Un abrazo.

tita dijo...

Gracias por compartir estas historias tan especiales,y gracias por visitarme.Besos

Escritos en tu nombre dijo...

Mnnn...!!

Que buena historia. Cuantas veces somos negativos a todo lo que se acerca a nustra vida.
Gracias...

Isabel.

AMBAR dijo...

Hola Rosario.
Me encanta el consejo que nos das, de mantener abierta la ventana del alma, para que entre nuestro amado y nos llene de la brisa de su amor.
Un abrazo.
Ambar.

Princesa Nadie dijo...

Gracias Rosario,estoy encantada de tomar e té contigo
Bonito pensamiento el que transmites hoy...
Un Abrazo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Angeles

Angeles